Claire y los nuevos brotes

Mi último recuerdo fue que el helicóptero se caía, mi visión se nubló, desperté cuando el Dr. James Marcus me habló “Alice, alice, despierta”.

Estaba en un tubo los proveedores de etiquetas lo llamaban “La nueva vida”, estaba intacta, sin un rasguño, ¿dónde estaría Jill, Chris y León?, estaba atrapada y presa aquí.

No podía recordar mucho sólo que escapamos de algo, en cuando el Dr. James Marcus me preguntó si podía recordar mi nombre.

Pasaron unos minutos en cuánto pude recordar todo, absolutamente todo, mi cuerpo casi se desploma pero al momento de recordar también me sentí como nunca.

Una fuerza dentro de mi cuerpo, ya casi no me sentía humana, golpee al Dr. James y a varios que estaban ahí, debí dejarlos inconscientes.

Me apresuré a ver las computadoras, estaba en Detroit, en las instalaciones de investigación biológica y proyectos especiales.

Pude quitarles ropa y batas para poder pasar desapercibida, a la salida había una camioneta muy extraña, no era de Umbrella, quizá eran Jill y los demás.

Pero al bajar la ventana era Carlos y esa chica que me contactó para sacar las muestras de virus, Claire Redfield.

Una chica peliroja muy peligrosa, entrenada, un arma letal, al nivel de Jill o los demás.

Umbrella también tenía en criosueño al Dr. William Birkin, eso había detenido las mutaciones en su cuerpo, seguramente él fue quien tiro el helicóptero en el que viajábamos, los señalamientos de transito indicaba que estabamos en zona muy vigilada.

Comments are closed.