Parque Ecoturístico Dos Aguas, un lugar ideal para un fin de semana con adrenalina

Cuando te gusta la adrenalina, sencillamente disfrutas de los retos y las emociones fuertes y para ello, atraes personas que también disfrutan de lo mismo.

Tal es el caso de uno de mis mejores amigos de la infancia. Desde pequeño resultó ser intrépido en los juegos. Brincar o correr era divertido, solo que él le ponía sus dosis “extremas” de diversión.

Conforme fuimos creciendo, él desarrolló un gusto por escalar montañas y el rapel.

Constantemente sube fotos de los lugares a dónde va y son una joya de la naturaleza, ya que llega a esos sitios que no son tan accesibles para todos.

Hay que ganarse el derecho de piso para admirarlos.

A esto le suma andar en bicicleta de montaña, el paracaidismo, remar en aguas rápidas… en fin, todo debe llevar ese punto “extremo”.

En esta ocasión, a sabiendas de que no soy un tipo de altas dosis de emoción pero sí me gusta el contacto con la naturaleza, me ha invitado a conocer un lugar muy resguardadito, cerca de la Ciudad de México.

La intención es la de acercar a mi familia para que conozcan un poco sobre la diversión ecológica y con una dosis de emoción, muy a su estilo.

La visita será en el Parque Ecoturístico Dos Aguas.

Así que después de planearlo, nos trasladamos a la Ciudad de México; previamente habíamos buscado en internet “hotel aeropuerto México”, para reservar un alojamiento en esa zona y tener una salida rápida hacia este lugar.

En este parque ecológico, enclavado en Prolongación La Cuesta s/n, en la Delegación San Rafael, Tlalmanalco, Estado de México, con rumbo a la autopista México-Puebla, deberemos salir en la desviación a Cuautla/Chalco y listo, llegaremos a nuestro destino.

El día marcado, llegaron mi amigo y su familia por nosotros y nos enfilamos hacia nuestro destino.

Es increíble que un lugar así no lo haya escuchado antes, mas el olfato de mi amigo lo encontró y vamos a conocer el por qué.

Este parque ecoturístico es un verdadero oasis y se encuentra muy cerca de la Ciudad, increíble como con salir un poco del perímetro podamos encontrar lugares tan espectaculares.

Este parque cuenta con cascadas y para el beneplácito de todos se encuentra certificado como bosque sustentable.

Aquí se puede practicar el senderismo, el rapel, la escalada, el montañismo, la fotografía de paisaje, el camping, lanzarte de una tirolesa, cruzar puentes colgantes y la parte genial del lugar es que incluyen a los más pequeños de la familia, proporcionándoles una aventura “extrema”, ideal para ellos.

Pues bien, comenzamos la aventura y entre las cosas que me agradaron es que existe personal que te apoya en las diversas actividades consideradas como “extremas”.

Esto es útil, en especial cuando eres un novato o estás tratando de vencer el miedo a lo a desconocido.

Es más que importante cuando de niños se trata, ya que su seguridad va de por medio.

Afortunadamente pasamos un excelente día en este parque y de querer continuar, el lugar ofrece diversión para estar todo un fin de semana ahí, ya que bien puedes acampar o descansar en sus cabañas.

Como nosotros ya estamos bien alojados en la ciudad, vamos a disfrutar de sus instalaciones, relajándonos después de un día lleno de emociones.

Mañana será otro día.

Comments are closed.